lunes, 9 de abril de 2012

Un lunes de resaca

Hay muchos tipos de resaca, y la que hoy caracteriza mi estado de ánimo no es precisamente la de tipo etílico. Cuando pasas un espléndido domingo con tus amadas amigas, en un entorno inmejorable, sin obligaciones de ningún tipo mas que pensar en ti misma, y encima lo aderezas con un par de tintorros, tienes tooooooooodas las papeletas de sufrir un desastroso lunes. Hoy estoy sobrellevando como puedo una horrible resaca de risas, diversión y buenas sensaciones. Las personas solemos abusar de las comparaciones y yo hoy me estoy llevando la palma. Cuando ha sonado el despertador a las 7 para ir a trabajar me he acordado que ayer sonó a las 8:30 para subir a esquiar, cuando destruía neuronas a una velocidad vertiginosa para enviar a tiempo el informe de turno no he podido evitar recordar que ayer las utilizaba para hablar por los codos con mis amigas, al comer mi triste almuerzo en el ruidoso y sombro comedor de la oficina me venía a la mente esa deliciosa comida al fresco y al solete en una terracota de Sierra Nevada... Si es que no hay color!! Menos mal que mi cuerpo va asimilando poco a poco la vuelta a la realidad. Maldita (y a la vez maravillosa) resaca de felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario